Make your own free website on Tripod.com
Sacramentos de la Vida Cristiana

[+] Oracion en el Aniversario del Baustismo

[+] Oración en el Aniversario de la Confirmación

[+] Oración de Petición para Antes de la Comunión

[+] Oración Para Después de la Comunión

[+] Alma de Cristo
Visitas al Santisimo Sacramento

[+] Frente al Santisimo Sacramento

[+] Un minuto Con Jesus Sacramentado
Sacramento de la Reconciliación

[+] Oracion para antes de la Confesión

[+] Acción de Gracias Después de la Confesión
Sacramento del Matrimonio

[+] Oracion de los Esposos

[+] Renovación de las Promesas Matrimoniales

[+] Bendición de los Esposos
Sacramento del Orden Sagrado

[+] Oracion por la Jerarquía

[+] Oración por el Papa

[+] Oración por el Propio Obispo

[+] Jesus Sacerdote Eterno

 

Oración en el Aniversario del Bautismo

Dios, Padre bueno, te agradezco por el santo Bautismo, con el cual me has hecho tu hijo para siempre, haciéndome resucitar, con Jesús, a una vida nueva y santa.

Te agradezco porque, con el agua bautismal has llenado mi alma con el resplandor de la gracia, que es un rayo de tu hermosura divina. Te agradezco porque me has hecho templo vivo del Espíritu Santo, que habita siempre en mí y me santifica.

Quiero renovar en este momento mis PROMESAS BAUTISMALES, con las que me he empeñado a vivir santamente como hijo de Dios.

Conserva y aumenta en mí la fe y la gracia que me has infundido en el Bautismo y concédeme permanecer fiel a ella por toda mi vida. Amén.

Oración en el aniversario de la Confirmación 

Señor, en el sacramento de la Confirmación me has donado la luz y la fuerza del Espíritu Santo para que pudiera llegar, con la palabra y con el ejemplo, a ser testimonio de Jesucristo y colaborador en la obra apostólica de tu Iglesia, ve en ayuda de mi debilidad, renueva e infunde abundantemente en mí tu Espíritu con sus dones.

Concédeme que sea siempre fiel a mis compromisos cristianos, para vivir con valor mi fe y vencer siempre todas las sugerencias del enemigo. Amén.

Oración de petición para antes de la Comunión

Señor Jesucristo, que esta comunión de tu Cuerpo y de tu Sangre que me atrevo a recibir, no sea para mí, causa de condenación, sino que por tu piedad me aproveche para defensa de alma y cuerpo y como remedio saludable.

Oraciónes para después de la comunión

¡Señor mío Jesucristo! Creo que verdaderamente están es mí con tu Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, y lo creo más firmemente que si lo viese con mis propios ojos.

Alma de Cristo

Alma de Cristo, Santifícame.

Cuerpo de Cristo, sálvame

Sangre de Cristo, embriagame.

Agua del costado de Cristo, confórtame.

¡Oh, buen Jesús! Óyeme.

Dentro de tus llagas, escóndeme.

No permitas que me aparte de Ti.

Del maligno enemigo, defiéndeme.

En la hora de mi muerte, llámame.

Y mándame ir a Ti.

Para que con tus santos te alabe.

Por los siglos de los siglos. Amén.

San Ignacio de Loyola

VISITAS AL SANTÍSIMO SACRAMENTO

Frente al Santísimo Sacramento

Viva Jesús Sacramentado

Viva y de todos sea amado.

Oh Sagrado Banquete, en que se recibe al mismo Cristo, se renueva la memoria de su pasión, se llena de gracia el alma y nos es dada en prenda de la gloria venidera.

Nos has dado, Señor, el pan del Cielo

El cual contiene en sí todo deleite.

Oremos:

Oh Dios que bajo este adorable Sacramento nos has dejado el memorial de tu pasión: te pedimos nos concedas de tal manera celebrar los Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre, que sintamos constantemente en nosotros el fruto de tu redención. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Un minuto con Jesús Sacramentado

Vengo a tu altar, Señor

A calmar mi sed de amor,

En busca de tu Corazón.

Porque siendo tú, mi Dios, fuente de todas las gracias,

Ves mis angustias y consideras mis necesidades

y solucionas mis problemas..

Dame, mi Jesús amoroso:

LUZ, SOSTÉN,PAZ, PACIENCIA, CONFORMIDAD

Y FORTALEZA CRISTIANAS

Me abandono en los brazos de tu infinita misericordia,

porque comprendo que fuera de ti no se halla

paz sosiego para el alma.

Solo tú sabes amar y perdonar. Amén.

EL SACRAMENTO DE LA RECONCILIACIÓN

Oración para antes de la confesión

Dios mío, heme aquí de nuevo con el ánimo de recibir el Sacramento de la Reconciliación. Bajo tu mirada voy a examinar mi conciencia...

Dame tu luz para ver mis pecados y tu gracia para que me acerque con toda confianza al sacerdote que presencia de tu persona...

Ayúdame a conocer bien mis pecados y encontrar en lo posible la causa...

Haz que me arrepienta de corazón por cada uno de ellos...

Virgen María, concédeme ser sincero en mi confesión y renacer a la gracia de una manera más generosa. Amén.

Acción de gracias después de la confesión

Dichoso el que está absuelto de su culpa,

A quien le han sepultado su pecado;

Dichoso el hombre a quien el Señor

No le apunta el delito.

Mientras callé se consumían mis huesos,

Rugiendo todo el día,

Porque día y noche tu mano pesaba sobre mí;

Había pecado, lo reconocí,

No te encubrí mi delito;

Propuse: “confesaré mi culpa”,

Y tu perdonaste mi culpa y mi pecado...

Alégrense justos y gocen con el Señor,

Aclámenlo los de corazón sincero.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo,

Como era en el principio, ahora y siempre,

Por los siglos de los siglos. Amén.

Salmo 31

EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO

Oración de los esposos

Señor; haz que nuestro hogar sea un sitio de tu amor.

Que no haya injuria, porque tú nos das comprensión.

Que no haya amargura, porque tú nos bendices.

Que no haya egoísmos, porque tú nos das elperdón

Que no haya abandono, porque tú estás con nosotros.

Que sepamos marchar hacia ti en nuestro diario vivir:

Que cada mañana amanezca un día más de entrega y sacrificio.

Que cada noche nos encuentre con más amor de esposos.

Haz Señor, de nuestras vidas que quisiste unir,

Una páginas llenas de Ti.

Haz Señor, de nuestros hijos, lo que tú anhelas:

Ayúdanos a educarlos, a orientarlos por tus caminos.

Que nos esforcemos en el consuelo mutuo.

Que hagamos del amor un motivo para amarte más.

Que demos lo mejor de nosotros para ser felices

En el hogar:

Que cuando amanezca el gran día de ir a tu encuentro,

Nos concedas el hallarnos unidos para siempre en ti.

Amén.

Renovación de las promesas matrimoniales

Señor, Jesús, Salvador del mundo:

Tú nos has dado la gracia inestimable

De nuestra unión sacramental.

Delante de ti,

Vivo y presente en el sacramento del amor,

Renovamos hoy, concientes de lo que nos pides

Nuestra donación mutua.

Haznos una sola cosa en ti.

Únenos en tu amor:

Acepta esta ofrenda nuestra

y danos la gracia de perseverar

fieles a la Alianza,

hasta tu encuentro en las eternas bodas.

Amén.

Bendición de los Esposos

Señor, tu que hiciste todas las cosas de la nada.

Coronaste la creación

Haciendo al hombre a tu imagen

Y le diste por compañera inseparable a la mujer,

Para que ya no fueran dos, sino una sola carne.

Así nos enseñaste que nunca se ha de separar

Lo que tu has querido unir.

Señor, tu consagraste la vida conyugal

Por medio de un sacramento tan grande,

Prefigurando a través del matrimonio

La unión que existe entre Cristo y la Iglesia.

Señor, tú unes al hombre y a la mujer

Y das a esta unión

Establecida desde el principio,

La única que existe entre Cristo y la Iglesia.

Señor, tú unes al hombre y a la mujer

Y das a esta unión

Establecida desde el principio,

La única bendición que no fue abolida

Por la pena del pecado original,

Ni por la condenación del diluvio.

SACRAMENTO DELORDEN SAGRADO

Oración por la Jerarquía

Señor, te doy gracias por haberme recibido y vivificado en tu Iglesia. Quiero permanecer en ella para siempre, quiero militar en ella hasta mi muerte. Quiero ser un hijo sumiso de tu Iglesia.

Quiero ver en todo sacerdote al hombre de Dios, al hombre que ha recibido el mandato de decir tu verdad a los demás hombres y de distribuirles tu vida, de absorverlos en tu nombre y de darles tu cuerpo como alimento. Quiero ver en la Jerarquía Católica tu presencia continua entre nosotros para ayudarnos a intensificar nuestra fe, a consolidar nuestra esperanza, a practicar nuestro amor. Amén.

Oración por el Papa

Dios, Pastor y Guía de todos los fieles, mira con benevolencia a tu siervo, nuestro Santo Padre el Papa Juan Pablo II que has querido poner a la cabeza de tu iglesia. Concédele, te rogamos, la gracia de edificarla con sus palabras y con su ejemplo. Y que, de esta manera, llegue un día a la vida eterna, con todos cuantos le han sido confiados. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.

Oración por el propio Obispo

Dios nuestro, pastor y guía de todos los fieles,

Mira con bondad a tu hijo N.,

A quien constituirse pastor de las diócesis de N.,

Y sostenlo con tu amor, para que,

Con su palabra y ejemplo,

Conduzca al pueblo que le has confiado,

Y llegue juntamente con él a la vida eterna,

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

Jesús, Sacerdote eterno,

Guarda a tus sacerdotes

¡Oh Jesús! Sacerdote eterno,

guarda a tus sacerdotes bajo la protección de tu

Sagrado Corazón,

Donde nada pueda mancillarlos,

Guarda inmaculadas sus manos ungidas

Que tocan cada día tu sagrado Cuerpo

Guarda inmaculados sus labios,

Diariamente teñidos con tu preciosa Sangre,

Guarda puros, despojados de todo afecto terrenal,

Sus corazones

Que tu has sellado con la sublime marca del sacerdocio.

Que tu santo amor los rodee y los preserve

Del contagio del mundo.

Bendice sus tareas apostólicas con abundante fruto

Y haz que las almas

Confiadas a su celo y dirección sean su alegría acá

En la tierra y formen

En el cielo su hermosura e imperecedera corona.

Amén.

Corazón sacerdotal de Jesús.

Multiplica a tus sacerdotes.

Santifica a tus sacerdotes.

Obra por ministerio de tus sacerdotes.

SACRAMENTO DE LA UNCION DE LOS ENFERMOS

Oración para pedir la salud

Padre nuestro, que estás en el cielo, al igual que el sol ilumina la tierra y le calor y vida, él nos recuerda tu amor. Porque es en ti en quien vivimos, nos movemos y existimos. De la misma manera que has estado entre nosotros muchas veces a la hora de la dificultad, en el pasado, continúa bendiciéndonos ahora con tu ayuda.

Mira, Señor, con bondad lo que se está haciendo en provecho mío. Guía con sabiduría al médico y a todos los que cuidan de mis necesidades. Préstales tu fuerza curativa, para que me sea devuelta la salud y la fortaleza. Y te daré gracias por tu generoso y solícito cuidado. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

 

Mándanos tus intenciones de oración, las cuales incluiremos en nuestra misa y rosario diario.
Y en la misa de la Basílica de Guadalupe, una vez a la semana.

 ©2000,Plegaria-Net